Decoración de jardines pequeños para casas


Los jardines pequeños pueden ser jardines tan bonitos como los que ves en grandes espacios. La clave está en hacer rendir el espacio y utilizar creativamente alternativas de decoración como las piedras, por ejemplo. Porque un jardín bonito y sencillo es posible en pocos pasos.

Cómo hacer la decoración de jardines pequeños

 Para lograr un jardín bonito y sencillo sin tener que gastar demasiado dinero, te proponemos algunas ideas sobre decorar jardines pequeños con mucho encanto:

Incorpora elementos de decoración:

Para darle un toque de calidez y modernidad, nada mejor que usar elementos de madera, con algunos muebles rústicos. Puedes encontrar muebles pequeños y, si son de color claro ¡mucho mejor!, que crearán amplitud.Puedes crear con pocos elementos comedores rústicos muy atractivos y baratos.
Además de muebles puedes jugar con accesorios de jardín, como por ejemplo pequeñas macetas con diseños. Motivos como animales de jardín van muy bien y los típicos enanos de jardín.
Si de jardines pequeños se trata, entonces siempre elige plantas de pequeño porte. Busca plantas que den flores pequeñas y con colores claros. Cuanto mayor sea la variedad de colores, más pequeño se verá el ambiente.

Dispone los colores correctamente:

¿A qué nos referimos? A que los colores claros (sean muebles, piedras, accesorios, etc.) siempre van delante de los más oscuros. Puedes por ejemplo disponer muebles de madera oscuros al fondo y claros al frente.

Jardín japonés:

Es un estilo que va muy bien cuando de jardines pequeños se trata. Un jardín bonito y sencillo puedes lograrlo usando los elementos base de todo jardín japonés. Estos elementos son: rocas (especialmente de origen volcánico), el agua (presente a través de fuentes) y, un rincón destinado al té.

Jardín Zen

Un tipo de jardín que evita poner excesivos elementos es este, el jardín zen, también llamado jardín seco. Es un tipo de jardín con origen japones.Sus elementos más básicos son la arena, o las piedras y su objetivo es favorecer la meditación y la paz mental.