3 secretos para tener un baño de lujo


El baño es uno de esos ambientes que suele captar la atención de cualquier invitado. Es además ese espacio en el que cuando vienen tus amigos a conocer tu casa, siempre es observado con mucha atención.

Tener un una buena decoración en el baño es el sueño de muchos pero también suele ser algo muy costoso. Sin embargo, hay ciertos secretos que siempre funcionan.

Un auténtico baño de lujo

El lujo no es sinónimo de abundancia de objetos caros y exóticos. El concepto «lujo» ha cambiado en los últimos años y, se lo asocia con gran funcionalidad pero de una manera refinada. Los accesorios o los materiales más comunes suelen estar excluidos y, quienes apuestan a técnicas menos convencionales o estilos menos adoptados, logran gran ventaja.

Algunos secretos son:

# Paredes completamente cubiertas

Sea que elijas cerámica u otro material, algo que siempre funciona es la uniformidad ante la vista. Vale la pena dedicar un buen tiempo en pensar el color. Los colores más neutros, siempre transmiten una atmósfera más elegante. Por ejemplo, cerámicas en tonos blancos con vetas grises van muy bien. Incluso puedes colocar cerámicas hasta en el techo.

# Vidrios y espejos

Además de agrandar los espacios y facilitar el pasaje de luz, los vidrios y los espejos de baño son en general, sinónimo de estilos. La clave es, elegir por ejemplo, un espejo para colocar encima del lavatorio, que tenga un marco importante. Si has apostado al blanco por ejemplo, utilizar un marco metalizado gris es una excelente opción. También puedes combinar un espejo con un estupendo mueble de baño, aquí tenemos unas ideas por si quieres ampliar la búsqueda del baño ideal

# La grifería es una de las vedettes

Si bien muchos subestiman las manillas con las que abrimos la ducha por ejemplo, cuando una grifería se luce, cambia el concepto del baño en general. Si tienes un presupuesto ajustado y estás distribuyendo el dinero, adjudicarle una suma importante a la grifería.